Usted está aquí: La Parroquia Ecología

Hidrología

En la Parroquia San Andrés según datos proporcionado por el SENAGUA (Secretaria Nacional del Agua) existen 205 vertientes de agua  que nace desde sus páramos y de los deshielos del Chimborazo, de las cuales 87 se utilizan para riego y 82 se utiliza para consumo humano y 36 vertientes son adjudicadas para abrevadero de los animales, estas vertientes además forman varios ríos como son: Rio Guaico, que nace en las faldas del Chimborazo por sus filtraciones  que hace su recorrido por el límite entre San Andrés y San Isidro, y al pasar por el Cantón Guano tomo el nombre de río Guano, el río Batzacon de igual forma nace de los deshielos del Chimborazo realiza un recorrido por el Oeste de la parroquia, es de gran importancia ya que sirve como fuente de riego para muchas comunidades de la Parroquia, otro de los ríos que tiene su origen en las faldas del Chimborazo son el río Chibunga y el río Mocha,  además existen un sin número de pequeñas lagunas, sobre todo en los páramos.  Esta son utilizadas para riego y para el uso doméstico en las comunidades de la parroquia y en otros cantones como Riobamba, Guano, Mocha y Quero, lo cual hace falta formar alianzas estratégicas con los Municipios de estos cantones para preservar el medio Ambiente.

Zonas de Vida

Los páramos herbáceos (pajonales) ocupan la mayor parte de las tierras entre los 3.400 y 4.000 m.s.n.m. En su límite inferior se encuentra la Ceja Andina arbustiva o, frecuentemente, campos cultivados donde el bosque andino ya ha sido deforestado. Estos páramos están dominados por hierbas en penacho (manojo) de los géneros Calamagrostis y Festuca. Estos grupos de hierbas generalmente se entremezclan con otro tipo de hierbas y pequeños arbustos.

La flora característica en la zona está conformada por especies como: Calamagrostis effusa, C. Spp., Festuca spp. (Poaceae); Hypochaeris spp., Baccharis spp., Chuquiraga jussieui, Oritrophium peruvianum (Asteraceae); Gentiana sedifolia, Gentianella selaginifolia, G. cerastioides, Halenia spp. (Gentianaceae); Geranium sericeum, G. ecuadorense (Geraniaceae); Huperzia talpiphila (Lycopodiaceae); Lupinus smithianus, Lupinus, entre otras.

Fisiografía y Suelos

El suelo es considerado como uno de los recursos naturales más importantes de la parroquia, de ahí la necesidad de mantener su productividad, para que a través de este y las prácticas agrícolas adecuadas se establezca un equilibrio entre la producción de alimentos y el incremento de la población.

En cuanto a su geología, los suelos de la parroquia son de tipo inceptisol los mismos que se caracterizan por un débil desarrollo de horizontes, origen volcánico reciente y ocurrencia típica en zonas recientemente deglaciadas. Los Inceptisoles se presentan en cualquier tipo de clima y se han originado a partir de diferentes materiales parentales (materiales resistentes o cenizas volcánicas); en posiciones de relieve extremo, fuertes pendientes, depresiones o superficies geomorfológicas jóvenes.

El clima es el típico de la zona alto andina, que va desde los 4º centígrados hasta los 18º durante la época de verano. De acuerdo con los resultados del Diagnóstico participativo, las estaciones no son tan marcadas como hace varios años, estos se debe a los procesos de la tala indiscriminada de los bosques y por la emisión de ceniza producto de la erupción constante del volcán Tungurahua; la una época lluviosa en nuestra zona suele ser en los meses de febrero, marzo, abril, y parte de mayo; una estación de verano durante los meses de agosto, hasta noviembre. Los meses restantes son de transición ya que normalmente suelen presentar un clima húmedo frío pero con presencia de lluvias moderadas
 

Usted está aquí: Home La Parroquia Ecología